Canal RSS

Invierno

Una época muy desaprovechada por los visitantes al bosque, cuando las ramas desnudas reciben a la nieve, cuando el contraste de los líquenes con las grises ramas hacen de Muniellos un bosque totalmente desconocido para aquellos que lo visitaron en verano. Una época fantástica para la fotografía, para dejarse seducir por el silencio del bosque dormido.

Paseando por Muniellos en invierno.

Durante el período de reposo e inmovilidad de finales de diciembre, enero, febrero y marzo, los robles, hayas, abedules, arces y tantos otros, permanecen desnudos y pelados, con un aspecto desolado como si su espíritu les hubiera abandonado, de modo que no resulta fácil distinguir a los vivos de los muertos. Cuando las primeras brisas anuncian nuevos temporales, las ramas se mecen a regañadientes y aparecen grietas en las capas de hielo que cubren sus cortezas.

MuniellosP1070284-042

Sin duda, una visita en invierno a Muniellos hará que te parezca un lugar diferente al que visitaste en verano, los sonidos del bosque amortiguados por la nieve, el río cargado de agua, los pájaros colgados por las ramas buscando comida…el silencio blanco.

MuniellosP1070260-028

De día el bosque parece vacío, completamente solitario, como un gran teatro al que se hubieran quitado las puertas y el techo; apenas algún que otro petirrojo revolotea sobre las hojas del suelo; algún reyezuelo busca en las hendiduras entre las raíces cubiertas de musgo y un tordo solitario corretea en silenciosas y cautas carreras cortas, deteniéndose a escuchar con atención y esperanza el esforzado avance de un gusano que se abre paso bajo tierra. De noche, las rapaces nocturnas llenan el espacio del silencio, pues están en celo en esta época, así como los lobos. Sonidos todos aterradores quizá en las frías, largas y misteriosas noches invernales de Muniellos.

MuniellosP1070231-012

En esta dura época, muchas aves se fueron a lugares más cálidos, otros animales sobreviven como pueden y otros establecen elaboradas estrategias para afrontar la estación del frío y la escasez alimentaria, se trata de la hibernación. Animales como el oso, los lirones, los anfibios y reptiles, el erizo, los muciélagos y tantos otros, dormitan con un acúmulo de grasas para pasar la estación fría.

20

Nevada diciembre 2016

El sueño invernal supone la reducción drástica de la temperatura corporal, disminución del pulso y la respiración y reducción de la actividad cerebral. Esta muerte aparente reduce el consumo de energia al mínimo y previene la actividad innecesaria asi como la necesidad de alimento. Para conseguir este sueño los animales se refugian en nidos cálidos y madrigueras y viven de las grasas acumuladas. En esta época no sólo la temperatura es más baja sino que además los vientos tienen un efecto refrigerador que afecta especialmente a pequeños mamíferos.

Nevada de febrero 2015

Nevada de febrero 2015

El acebo o “xardón” engalanado con las nieves de febrero 2012

MuniellosP1070246-022

Muniellos es un gran robledal, con más de tres especies de robles (Quercus robur) (Quercus petraea) (Quercus pyrenaica), ya que también están presentes los (Quercus orocantabricus) y los híbridos entre ellos. Cubiertos de cientos de especies distintas de líquenes, que nos muestran cuán puro es aquí el aire, cuán saludable es un paseo bajo estos árboles. Y esos líquenes, son más visibles en invierno, dando incluso otro color al bosque. Cubiertos de nieve, dan un aspecto salvaje, nórdico, a estas montañas.

Las "barbas de capuchino" cubiertas de nieve. Dic'16

Las “barbas de capuchino” cubiertas de nieve. Dic’16

La importancia del acebo o “xardón” (Ilex aquifolium) en invierno queda patente en invierno. Las frondosas ramas de hojas perennes verdosas, brillantes, que contrastan con el rojo de las vistosas bayas, forman una barrera ante las fuertes nevadas, llegando a constituir verdaderos iglús en los que se refugia la fauna de la montaña, entre los que se encuentran los urogallos.

Acebo o "xardón" en Muniellos.

Acebo o “xardón” en Muniellos.

Numerosas aves de bosque se acercan a los acebos para alimentarse o cobijarse en invierno. Pájaros como el trepador azul, zorzal alirrojo, camachuelo común, agateador común, bandadas de pizones comunes, de lúganos, mitos, carboneros comunes y garrapinos, herrerillo común y capuchino, chochín, mirlo común, etc. Allí buscan insectos, artrópodos y frutos y semillas.

8

El alimento que ofrece el bosque caducifolio durante el invierno se reduce a ciertas partes tiernas (brotes y amentos) así como artrópodos inmóviles entre grietas de las cortezas. Las bayas del acebo, y también las muy parecidas del serbal de los cazadores, constituyen otra fuente muy importante de alimento, aunque para el hombre no son comestibles.

Acebo. Muniellos diciembre 2016

Acebo. Muniellos diciembre 2016

Los acebos, como mucha gente sabe, también son buenos reguladores térmicos. Al estar envueltos por nieve, bajo sus oscuras ramas no hay mucha nieve ni sopla el viento con tanta fuerza como en el exterior. Por ello, ofrecen un buen regufio a la fauna en las grandes nevadas.

21

Rutas en raquetas de nieve por el entorno de Muniellos, con NATUR http://naturalezaturismo.wordpress.com/ naturactivo@gmail.com

Alojamiento; http://vegadehorreo.wordpress.com/ ecotur@hotmail.es

MuniellosP1070357-085

 

MuniellosP1070230-011

MuniellosP1070278-038

 

6 10 14 20 24 25 Muniellos10febP1070383-008 Muniellos10febP1070433-046 Muniellos10febP1070446-056 Muniellos10febP1070465-070 Muniellos10febP1070469-073 Muniellos10febP1070470-074 Muniellos10febP1070475-079 Muniellos10febP1070476-080

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: